Viajes

Viaje a Schloss Sanssouci Potsdam

El día de hoy les contaré sobre un increíble viaje que realice al hermoso palacio Sansoucci en Potsdam, Alemania.

Este increíble palacio lo mando hacer Federico II “El Grande” lo nombro Sansoucci que en francés significa “sin preocupaciones” el cual se convirtió en su residencia de verano.

El palacio se localiza en Potsdam a 30 minutos de Berlín y la mejor época para visitarlo es en verano pues sus jardines los encuentras llenos de flores. Tan increíble es que en 1990 la UNESCO lo incluyo como patrimonio mundial.

¿Cómo llego a Potsdam?

Como lo mencione de Berlín a Potsdam se realizan 30 minutos si viajas en Hpf sin hacer transbordo y son alrededor de 26 kilómetros.  

Los boletos de tren que va desde la estación central de trenes en Berlín a Potsdam Hbf cuestan alrededor desde 11 € si los compras antes, pero pueden ser más caros si los compras el mismo día del viaje. Recuerda también que los precios varían dependiendo del día y la hora en que viajes.       

Te muestro un mapa para que visualices mejor la distancia de Berlín a Potsdam.

Para mayor referencia es una distancia como de la Ciudad de México a Toluca.

En cuanto llegas a Potsdam es muy fácil llegar al palacio pues por todos lados encuentras indicaciones para llegar.

Recomiendo ampliamente que lleves un “itacate” para que puedas comer en los jardines mientras disfrutas una excelente vista.

¿Qué ver en Schloss Sansoucci?

Schloss Sansoucci se divide en diferentes áreas:

  1. Palacio Sanssouci
  2. El Nuevo Palacio
  3. Invernaderos
  4. El Palacio de Charlottenhof
  5. La Casa del dragón
  6. Casa de té Chino
  7. Mirador
  8. La iglesia de la paz
  9. Piscina romana

Lo primero que veras es un largo camino que desemboca al Palacio. El palacio consiste en un bloque principal de una sola planta con dos alas laterales que ocupa casi toda la parte superior de la terraza. Mientras que la fachada del jardín del Palacio está decorada con estatuas de atlantes y cariátides,

Palacio Sansoucci

Dentro del palacio se encuentra una sala de conciertos. Ahí es donde tuvieron lugar los conciertos de la casa del Rey, que había sido un apasionado flautista desde su juventud. Federico II compuso 120 sonatas para flauta, especialmente el Adagio. Lo acompañaron sus maestros de música Johann Joachim Quantz y Carl Philipp Emanuel Bach. El entonces moderno piano de martillo, en el que tocaba el hijo del famoso compositor Johann Sebastian Bach.

Sin duda ha sido uno de los mejores lugares que he podido conocer en Alemania, por no decir mi favorito y es que los jardines son tan grandes que no alcanzas a recorrer todo en un día.

Te comparto algunas fotos de este increíble viaje.

Casa de té chino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *